El rincón de las Matemáticas

maria vicente

FELIZ NAVIDAD a todos!!! Pasarlo bien estas mini-vacaciones, comer mucho turron y beber mucho champán….y venir con muchas fuerzas que ya están ahí los examenes (no os quiero desanimar, jejeje)

Hasta el año que viene chicos!!!!Besitos

Anuncios

diciembre 20, 2007 Posted by | Fiestas | 3 comentarios

El Papiro Rhind

                                                   

Alexander Rhind tuvo el tiempo justo de estudiar leyes en Edimburgo, viajar a Egipto y publicar el monográfico Las tumbas de Tebas y sus inquilinos antes de morir en 1863, apenas cumplidos los 30. Ese mismo año donó al British Museum el objeto más valioso que había adquirido en el valle del Nilo, un papiro hallado pocos años antes entre las ruinas de una casucha de Tebas: lo que hoy conocemos como el “papiro Rhind”, el más antiguo y extenso documento matemático que se conserva.Las matemáticas son el lenguaje universal, suele decirse. Los escritores de ciencia-ficción suelen tener esto claro, y llevan medio siglo haciéndonos intercambiar con los marcianos la lista de los números primos y el teorema de Pitágoras (sin mencionar al autor, por cierto). Por tanto, ¿qué fue lo primero que hicieron los arqueólogos del British Museum para descifrar el lenguaje matemático de los egipcios? Consultar la piedra Rosetta, naturalmente. De otro modo, lo más probable es que no hubieran entendido gran cosa.

El papiro Rhind contiene 84 ejercicios para resolver en la escuela de escribas: partir el pan para una cuadrilla, cálculo de áreas y volúmenes, progresiones aritméticas y cosas del estilo, en un volumen práctico sin el menor asomo de la grandeur griega de la época.

El autor de la copia, el escriba Ahmes, empieza dando algo tan simple como una tabla de dividir, pero una manera tan chocante como ésta: 6 entre 10 = 1/21/10. O bien: 7 entre 10 = 1/31/31/30. Sabemos ahora dos cosas: primera, que los egipcios no sabían realmente manejar las fracciones, sino sólo las “fracciones unidad”, es decir, fracciones en que el numerador es uno. Y segunda, que los egipcios no usaban ningún signo de sumar: se limitaban a pegar las cifras que debían sumarse, al igual que hacemos nosotros con las multiplicaciones. Así que la tabla de Ahmes debería leerse: 6 entre 10 = 1/2 + 1/10; y 7 entre 10 = 1/3 + 1/ 3 + 1/30.

Del papiro se deduce que los egipcios habían estimado Pi en 3,16: ése es el nombre de Pi en jeroglífico.

¿Son las matemáticas un lenguaje universal? No lo sabemos: nadie ha descubierto aún el sentido de ningún lenguaje, matemático o no, a partir de principios abstractos, la clase de pautas que debería respetar cualquier código para poder significar algo sobre la realidad física o sobre la mente humana. Sólo hemos descifrado mensajes “cifrados”: textos escritos primero en un lenguaje existente, y que después alguien ha cifrado siguiendo una clave. Pero nunca un mensaje escrito directamente en un lenguaje extraño.

Si quereís informaros sobre más noticias de este tipo las podeís ver aquí.

diciembre 20, 2007 Posted by | Matemáticas | Deja un comentario

Hola Hola – Bailando y cantando con Geometría

Me parece un video muy divertido. Es una metodología no muy común en la actualidad pero, desde mi punto de vista, es muy buena para que los alumnos se queden mejor los conocimientos.

 Aunque en algunas ocasiones se corte la imagen el sonido sigue permaneciendo, os ánimo a que lo echeís un vistazo chicos 😉

diciembre 6, 2007 Posted by | Geometría | 1 comentario

Acoso entre alumnos

Últimamente se habla mucho del “bullying”, el maltrato entre iguales que se produce en el medio escolar, especialmente desde que un joven de 14 años de Fuenterrabía se suicidase tras ser presuntamente hostigado por compañeros. Sin embargo, para Teodoro Hernández de Frutos , sociólogo de la UPNA, que lleva años investigando este tema, “bullying” ha habido siempre, solo que es ahora cuando se le está empezando a prestar atención.

Hernández es autor, junto a otros investigadores de la UPNA, del estudio Aportaciones teórico-prácticas para el conocimiento de las actitudes violentas en el ámbito escolar, que fue promovido por el Instituto Navarro de la Mujer y que incluye una encuesta a más de 600 alumnos de secundaria de Navarra. Un dato es que la violencia “bullying” afecta a entre un 7 y un 10% de la población escolar. O que al menos un 25% de los alumnos se han sentido amenazados alguna vez.

Los alumnos de 3º de la E.S.O (13 Y 14 años) son los que más sufren y ejercen el acoso escolar.Los chicos de esta edad suelen desarrollar una violencia física con sus compañeros y las chicas, en cambio, llevan a cabo un acoso verbal y de exclusión (hacen el vacío o dejan de lado a algunos compañeros).

De su investigación se desprende de que todos los casos de “bullying”, el 1,8% son graves, el 10% moderados y el 50% leves. El informe también destaca que la mayoría de las agresiones se producen en centros de Pamplona y Comarca. Y que los jóvenes que viven solo con un familiar (padre o madre) se meten más con sus compañeros que aquellos que conviven con sus familiares. Además, prosiguen, cuando el alumno tiene una buena relación con su familia y está contento en el colegio, no suele acosar a sus compañeros.

Según el estudio, la violencia se puede desarrollar en cualquier espacio del colegio (patios, baños, pasillos,..). Sin embargo, en las aulas es donde siempre “suele surgir la chispa”, el detonante del problema.

El tipo de bullying más frecuente se traduce en insular, reírse de los compañeros o ponerles motes. En el extremo opuesto está el hacer chantaje a los compañeros para pedirles dinero. El 26% de los alumnos confesaba que alguna vez habían visto a un compañero abusando de otro.

¿Qué es el bullying?¿Qué tipo de abusos hay?¿Cuál es el perfil del agrasor?¿Y el de las víctima?¿Dónde se da?¿Qué hacen los demás?

                                                 

noviembre 29, 2007 Posted by | Acoso en las aulas | 1 comentario

Núm3ros.Utilidad y magia en la vida cotidiana

                                                        ca056zct.jpg

¿Cómo saber cuántas ovejas tenemos?¿Cómo saber cuántas se comió el lobo?¡Hay que contar!Sea la familia de los números naturales:uno, dos, tres,..

¿Qué día es hoy?¿Qué día fue ayer?¿Cuándo naciste?¿En que año vivimos?¡Hay que contar y ordenar a un lado de una referencia!Sea la familia de los números cardinales:cero, uno, dos, tres,..

¿Cómo dar cuenta de las temperaturas por debajo de cero grados?¿Cómo contar cuándo debemos más de lo que tenemos?¡Hay que contar a ambos lados de una referencia!Sea la familia de los números enteros:menos tres, menos dos, menos uno, cero, uno, dos, tres,..

¿Cómo repartir regulando excesos y defectos?¿Cómo repartir un premio entre tres beneficiarios?¿Cómo medir con la finura deseada?¡Hay que repartir y comparar!Sea la familia de los números racionales: un medio, un tercio, un cuarto, dos tercios,…

A través de la exposición “Núm3ros. Utilidad y magia en la vida cotidiana” nos sentimos como seres anuméricos con la necesidad de inventar nuevos numéros a medida que nuestras necesidades son más complejas, desde contar un rebaño a la revolución digital.

En esta exposición, el visitante descubrirá la importancia de los diferentes números en todos los aspectos de la vida cotidiana, desde los naturales a los complejos.

    

noviembre 24, 2007 Posted by | Matemáticas | 1 comentario

Delitos tecnológicos

021.jpgUna de las preocupaciones más difundidas entre los líderes políticos y sociales del mundo entero es la de reducir la brecha digital que separa a quienes tienen acceso a las nuevas tecnologías del resto. Este acceso permite a las personas disfrutar de más y mejor información, de una variedad de entretenimientos, de comunicación instantánea y económica sin importar las distancias, de amplias posibilidades laborales y un sinfín de otros beneficios, entre los que sin duda se destacan las oportunidades educativas disponibles para todos, grandes y pequeños, con la única condición de disponer de unos recursos tecnológicos cada vez más baratos y sencillos de usar.

Esta escueta enumeración de bondades -que no hace justicia a las TICs- por sí sola parecería indicar que la necesidad social es la de arbitrar cuanto medio sea posible para que una mayoría de la población mundial, si no toda, disponga cuanto antes de los elementos tecnológicos básicos. Y en este proceso, sea que recién se lo haya iniciado o que se encuentre en etapas avanzadas, sonaría a contradicción escuchar que las autoridades limitan y hasta censuran el uso de nuevas tecnologías por parte de la población.

Por absurdo que parezca esto es lo que está sucediendo en muchos países, y amenaza con extenderse al resto en cuanto la brecha digital se empiece a cerrar para ellos.

Apenas aparecieron los ordenadores surgió una nueva raza de delincuentes, los hackers, dedicados a descifrar códigos de seguridad y a encontrar fallas en los sistemas de protección informática con fines a veces puramente técnicos, pero por lo común tan pedestres como la estafa, el fraude y la extorsión. Algunos quisieron ver a los hackerscomo una suerte de “robinhoodescos cibernautas”, otros alabaron su capacidad de auto aprendizaje y atribuyeron sus logros al potencial educativo de las nuevas tecnologías. En cambio los gobiernos, la policía, los empresarios y hasta el público común siempre enfocaron el asunto de otra manera, porque para quienes deben sufrirlo el hacker es y será un delincuente muy molesto.

Otras plagas aprovecharon las nuevas tecnologías para atacar al ciudadano informatizado: los spammers, con su abusiva carga de publicidad no solicitada e inoportuna banalidad; los creadores de virus informáticos, para quienes dañar la información ajena es un sano deporte intelectual; los pornógrafosvirtuales, que descubrieron cómo convertir lo que siempre fue un pasatiempo subterráneo en gigantesco –y legal- negocio; los telemarketers, insidiosos vendedores de todo lo que sería invendible si el comprador pudiese verlo en persona; etcétera, etcétera.

A consecuencia de esto se idearon diversas estrategias para ordenar, limitar o directamente prohibir tales actividades. No obstante, la coexistencia de soberanías nacionales con tecnologías que se ríen de las fronteras impide toda acción coherente y eficaz. Por caso, la venta de medicamentos por Internet está expresamente prohibida en algunos lugares y expresamente permitida en otros, a pesar de lo cual florece en todas partes y nadie puede contenerla.

Pero la actividad de abusadores y delincuentes no debería ser una amenaza para la tecnología, o bien no debería ser causa de crítica alguna en el nivel tecnológico. Controlar los delitos informáticos es una cuestión meramente judicial y policial, y para hallarle una solución bastaría con aplicarse en esos terrenos y crear las condiciones para su prevención. A nadie se le ocurriría prohibir a los ciudadanos honestos el uso de artefactos tecnológicos tan útiles como el teléfono o el computador; la cuestión, en todo caso, es impedir que los usen los delincuentes.

Esta situación podría estar cambiando. Apenas aparecieron las primeras cámaras fotográficas digitales de bolsillo muchos jueces se vieron obligados a tomar medidas drásticas para reprimir una nueva forma de delito: retratar o incluso filmar a otras personas en situaciones comprometidas y luego publicar las imágenes en Internet. Las primeras sanciones fueron multas individuales y uno que otro arresto, pero pronto el fenómeno cobró tanta relevancia que se comenzó a prohibir el ingreso a baños, vestuarios y a otros lugares públicos portando cámaras.

El mal uso de los teléfonos celulares acosa también a los espectadores del cine y el teatro, o al menos a la porción de ellos que intenta disfrutar del espectáculo en silencio. Nunca falta quien se pone a conversar en medio de una función, y abundan las interrupciones a causa de timbres que suenan intempestivamente en medio de la escena más dramática.

Este problema parece menor, pero su constante repetición y la impavidez de quienes no respetan al prójimo ya han provocado algunas trifulcas de magnitud, al punto que el tema se discute en las portadas de los principales periódicos del mundo.

En otro avance de la criminalidad informática, ahora está en boga en Inglaterra –y se extiende con rapidez a otras latitudes- el llamado “happy slapping”, una expresión que podríatraducirse como “feliz abofeteo”. Consiste en seleccionar a un transeúnte desprevenido, acercarse a él y agredirlo físicamente sin mediar palabra, mientras un asociado filma la escena con su teléfono celular. Luego se comparte el resultado con amigos o se lo publica en Internet para solaz del mundo entero.

Si la tecnología avanza rápido, el desgaste de las nuevas ideas le sigue el tren, y por ende el “happy slapping” ya no se conforma con un empujón o una cachetada; cada día la creatividad de sus improvisados guionistas se ve obligada a superar sus propios límites, escalando del sopapo con la mano abierta al puñetazo en la nariz, al golpe artero con un elemento contundente o, en caso de disponerse de un elenco más o menos estable de participantes, al apaleamiento grupal.

Lo peor del asunto es que la moda del “happy slapping” no es privativa de sectores marginales, sino de jóvenes de clase media y ahora de niños en edad escolar. Días atrás, un alumno inglés de 13 años fue atado a un árbol de camino al colegio y prendido fuego mientras sus asaltantes, niños como él, le apuntaban con sus celulares.

Las reacciones ante ésta y otras actividades transgresoras en los países centrales, donde el orden social todavía es considerado una prioridad, han sido de sorpresa al principio, luego de repudio, y al cabo dieron origen a propuestas que, si bien parecen lógicas desde el punto del vista práctico, son alarmantes en otros niveles.

Varios teatros ingleses, por ejemplo, intentaron impedir la entrada del público a las salas portando celulares, y ante la resistencia general decidieron instalar equipos electrónicos para neutralizar las señales durante el espectáculo. Los jueces pusieron un alto a este procedimiento, pero las medidas están en revisión y no pocos las apoyan.

En muchas escuelas directamente se prohíbe a los estudiantes ingresar con teléfonos portátiles, y una mayoría de profesores los requisa durante sus clases. Cabe recordar que tras la masacre de Columbine, en EEUU se elogió a los celulares en manos los alumnos como una tecnología que podía servir como rápida alerta frente a situaciones de peligro. Ahora, por culpa del mal uso de esos aparatos, cualquier beneficio que pudieran brindar en términos de seguridad corre el riesgo de desaparecer.

Asimismo, estas modas agresivas y estos comportamientos antisociales adquieren una dimensión especial por dos razones. Primero, porque son gratuitos. No buscan rédito económico, como el hurto o el robo, ni siquiera los justifica alguna insatisfacción política o cultural, ninguna rebeldía contra el establishment o alguno de sus representantes. Son, antes que nada, actos puramente hedonistas, sádicos y malvados, cuyo único propósito es obtener un efímero placer dañando al semejante. Son actos inmorales en estado puro.

En segundo lugar, porque elevan al rango de catastrófico al tradicional problema de la incorporación de nuevas tecnologías. Cada vez que surge una tecnología de impacto universal, como el teléfono, el automóvil o la televisión, por citar unas pocas, se vuelve evidente la necesidad de educar al gran público en su uso y aprovechamiento. Esto tiene dos estratos: uno tecnológico (cómo operar la nueva tecnología) y otro cultural (cómo usarla con sensatez y responsabilidad).

El problema actual es que la educación, único medio de difundir el uso responsable de cualquier recurso, avanza a un ritmo demasiado lento y se retrasa cada vez más frente al incontenible desarrollo tecnológico. En otras épocas y con otras tecnologías era virtualmente imposible que un niño o un adolescente tuvieran chances de aprovecharlas como protagonistas, posibilidad que estaba reservada sólo a los adultos que por lo general ya poseían un código ético más o menos firme para aplicarles. En cambio hoy, entregados a la voracidad y la avaricia de quienes promueven el consumo irrestricto de productos tecnológicos habiendo detectado que el mejor modo de introducir a los adultos en ese consumo es a través de las nuevas generaciones, vemos que son precisamente los jóvenes y los niños quienes caen, víctimas de su propia inmadurez, en los usos más malsanos de productos que, bien pensados, deberían servir para su confort y bienestar.

El gran interrogante que nos angustia es si la educación puede ponerse a la par del desarrollo tecnológico para crear condiciones óptimas de aprovechamiento en cada caso, es decir, para sustentar con códigos apropiados de conducta el uso de los productos que ofrece la industria. Un acercamiento realista indicaría que hasta ahora no ha sido capaz de hacerlo; que el avance de la tecnología ha tomado a la educación por asalto y que sus reacciones han sido demasiado lentas. Pero… ¿es posible incorporar al sistema educativo algún mecanismo adaptativo tan flexible como el que parece requerirse? ¿Podríamos los educadores ponernos al día y mantener el ritmo de la tecnología? ¿Cómo hacerlo si todavía no hemos resuelto la cuestión de la brecha digital?

La respuesta, a nuestro juicio, es sencilla. Las nuevas tecnologías no demandan de nosotros la aplicación de ningún código moral extraordinario. Los perennes valores del respeto al prójimo, a su intimidad y a su propiedad; el pudor, que es un respeto hacia uno mismo y hacia la sensibilidad ajena; la empatía, la compasión y la no-violencia son todo lo que nos hace falta para lidiar con las TICs y con cualquier otra invención humana que el futuro nos depare. Lo que las nuevas tecnologías han puesto de manifiesto es, en realidad, la profunda crisis de valores que acosa a la sociedad moderna, sustentada en el abandono de la misión formadora de carácter y virtudes que tradicionalmente perteneció a la escuela como natural extensión de la familia.

La solución, si es que estamos dispuestos a intentarla, no consiste en aplicar más tecnología para neutralizar a quienes la usan mal, ni impedir el usufructo de los bienes tecnológicos a los usuarios bienintencionados. La solución es aplicar enérgicamente las normas legales con quienes las violen, en todo caso adecuarlas, y educar a los niños y jóvenes como nunca debió dejarse de hacer, porque si bien el comportamiento moral es cambiante con los tiempos, sus cambios sólo son de forma y superficiales.

Este artículo lo podeís ver en:

http://contexto-educativo.com.ar/2005/3/editorial.htm

noviembre 20, 2007 Posted by | Nuevas Tecnologias | 1 comentario

Dos tipos de metodología

En este video podemos ver y contrastar dos tipos de metodologías. Una de ellas es la tradicional y otra la constructivista, aquí se explican las diferencias entre ellas, aunque yo pienso que muchas características de la tradicional son muy exageradas.

Echádle un ojo, y opinar!!!Aunque me parece que todos vamos a apoyar la constructivista,….

noviembre 7, 2007 Posted by | Educación | 1 comentario

Principios de educación

En este video podemos encontrar frases muy significativas sobre la educación que nos hacen reflexionar. Os invito a que las leais!!!

octubre 31, 2007 Posted by | Educación | Deja un comentario

Bienvenidos

Estais en mi pequeño rincón de las matemáticas, espero que os sirvan de algo mis comentarios

octubre 15, 2007 Posted by | Educación | Deja un comentario